LOS ANGELES -- Clayton Kershaw cedió sus primeros tres jonrones de la temporada en un lapso de tres entradas y los Padres de San Diego derrotaron 7-2 a los Dodgers de Los Angeles la noche del miércoles para terminar con una barrida de tres juegos.

El nicaragüense Everth Cabrera, Chris Denorfia y Kyle Blanks le conectaron cuadrangulares a Kershaw (2-2), quien entró con una efectividad de 1.16 en tres aperturas. Sin embargo, el ganador del Cy Young 2011 dejó este juego arrastrando 5-1, después de 109 lanzamientos en cinco entradas y un tercio.

Impulsados por el regreso del bateador Chase Headley, los Padres pegaron 13 hits y vencieron a uno de los mejores lanzadores del béisbol. Después de llegar con un récord de 2-10, San Diego ganó en el estadio de los Dodgers su primera barrida de tres o más partidos desde julio de 2006.

Fue la primera serie entre los rivales del Oeste en la Nacional desde su pelea salvaje de la semana pasada, que dejó al lanzador de Los Angeles Zack Greinke con una fractura de clavícula.

El toletero de los Padres Carlos Quentin no jugó en la serie por cumplir una suspensión de ocho partidos por haber derribado a Greinke después de ser golpeado por un lanzamiento.

Cabrera conectó tres imparables y anotó dos veces. Blanks agregó dos hits y dos carreras impulsadas, con lo que los Padres le infligieron a Los Angeles su cuarta derrota consecutiva.

Por los Padres, el nicaragüense Everth Cabrera de 4-3, con dos anotadas y una producida, los venezolanos Jesús Guzmán de 3-1 con una impulsada y Alexi Amarista de 1-0, y el cubano Yonder Alonso de 3-0.

Por los Dodgers, los mexicanos Adrián González de 3-3 con una impulsada y Luis Cruz de 1-0, y el dominicano Juan Uribe de 1-0.