Martín Prado.

NUEVA YORK - Algo de Martín Prado que ha impresionado a los Diamondbacks es la cantidad de posiciones que puede jugar el venezolano.

Ya en esta temporada, Prado ha jugado en la tercera, la segunda, el campo corto y el jardín izquierdo-y eso fue en un lapso de dos días.

Con el intermedista titular Aaron Hill fuera de acción durante seis semanas con una fractura en la mano izquierda, el manager Kirk Gibson puso al venezolano en la segunda el martes contra los Yankees, pero lo devolvió a la antesala el miércoles.

"La verdad es que no me gusta moverlo a diferentes posiciones todo el tiempo", dijo Gibson. "Creo que es mucho pedirle. Ciertamente, no quiero que Prado juegue cuatro posiciones en dos días si es posible evitarlo."

Prado dejó en claro cuando llegó a Arizona que estaría dispuesto a jugar la posición que fuera necesaria. Durante su tiempo con los Bravos, también se desempeñó en varias posiciones, dependiendo de cuál fuera la necesidad del equipo.

"No es nada nuevo", dijo Prado. "Me supongo que cuando la gente del béisbol sabe que puedes jugar una posición diferente, cuenta contigo y se siente bien con la idea de que cambies de posición. Eso me hace sentir bien. Ahora tengo que prepararme para jugar en la segunda base desde el principio del juego."