Adam Dunn.

HOUSTON -- ¿Podría Adam Dunn batear por encima de .300 por una temporada entera, o hasta durante dos semanas?

Los fanáticos de los Medias Blancas aceptarían .250 del toleteo, quien lleva promedio de .183 en 62 partidos y 224 turnos al bate por Chicago este año.

En sus tres campañas con los Patipálidos, Dunn ha bateado por encima de .230 durante un mes entero una sola vez. Pero el veterano entiende que un promedio más alto no significa que estuviera cumpliendo con su deber en la parte gruesa del lineup de los Medias Blancas.

"Lo que sí me molesta es cuando no me embaso con porcentaje de .350 o .380 o cerca de .400", dijo Dunn al respecto. "Y no importa que esté bateando .200 o .150, siempre y cuando mi porcentaje de embasarse esté de .350 a .400 y esté anotando mi cuota de carreras y empujando mi cuota de carreras. Eso es lo que me importa."

Si ésas son las metas de Dunn, este mes sí ha cumplido. En junio lleva seis jonrones, 12 empujadas, 10 anotadas y 10 bases por bolas, con 14 ponches. En sus últimos siete partidos, lleva de 25-10 con cinco jonrones y nueve impulsadas.

El porcentaje de embasarse, aún en sólo .280 para la temporada, está en .387 para este mes, con promedio de .275 en 51 turnos.

Es la productividad de los hits lo que le importa a Dunn.

"De manera egoísta podría tocar tres veces por juego y probablemente batear .450 para el año y romper el récord", dijo Dunn con una sonrisa sarcástica. "Sí, me estoy embasando, pero no estoy empujadas las carreras, haciendo lo que tengo que hacer.

"Lo primero es que quiero impulsar carreras", continuó. "Para eso estoy aquí, y necesito hacerlo de la manera que pueda."