CHICAGO -- Chris Sale sólo permitió una carrera hasta el octavo inning al superar a Hiroki Kuroda en un duelo de lanzadores y los Medias Blancas de Chicago vencieron el martes 3-2 a los Yanquis de Nueva York.

Alex Rodríguez pegó un sencillo, recibió una base por bolas, fue golpeado por un lanzamiento y conectó una línea de out al jardín central luego de batear de 4-1 el lunes en su debut en la temporada. Los Yanquis perdieron por 13ra ocasión en 19 partidos luego de anotar una carrera en el noveno episodio frente al taponero Addison Reed.

A-Rod aguardaba su turno al bate cuando el dominicano Alfonso Soriano se ponchó, lo que puso fin al partido con un corredor en la inicial.

Reed permitió un sencillo al emergente japonés Ichiro Suzuki, que se robó la segunda almohadilla ante la indiferencia de la defensa y pisó el plato gracias a un sencillo de Brett Gardner con dos outs. Pero Reed logró poner fin a la amenaza, llevándose su 27mo salvamento en 32 oportunidades.

Adam Dunn bateó un sencillo y anotó la carrera del empate en el cuarto capítulo. En el sexto, Chicago se puso al frente 2-1 cuando Paul Konerko superó el tiro de la defensa a la antesala, permitiendo que el cubano Alexei Ramírez anotara después de que abrió la entrada con un sencillo.

Dobles de Gordon Beckham y del dominicano Alejandro De Aza en la séptima entrada ante Kuroda (10-7) colocaron la pizarra en 3-2, con lo que los Medias Blancas obtuvieron su segunda victoria seguida luego de perder 10 partidos consecutivos.

Convertido en víctima debido al pobre respaldo ofensivo esta campaña, en esta ocasión Sale (7-11) se llevó el triunfo luego de irse con una sola victoria y nueve derrotas en sus 11 aperturas anteriores. Permitió cinco hits y dejó el montículo con un out en el octavo episodio después de que Rodríguez abrió con un sencillo y el dominicano Robinson Canó pegó una línea de out.

Los Yanquis esperan que Rodríguez pueda proporcionarles una chispa e impulsar sus débiles esperanzas de llegar a los playoffs, pero viene de una cirugía de cadera y afronta una larga suspensión después de que las Grandes Ligas emitieron un fallo el lunes en su caso por dopaje.

A-Rod puede jugar porque está apelando el castigo de 211 partidos que se le aplicó a partir del jueves hasta la campaña de 2014, luego de que cometió violaciones a su contrato laboral y al acuerdo que firmó en el que se comprometía a no utilizar sustancias prohibidas para mejorar el desempeño. Horas después de que se anunció la suspensión debutó en la temporada, y fue abucheado cada vez que se mencionaba su nombre en los altavoces.

Ocurrió lo mismo el martes. La única vez que lo vitorearon fue cuando Sale lo golpeó con un lanzamiento cerca del cinturón en el tercer inning.

Por los Yanquis, los dominicanos Soriano de 5-1 con una anotada, Canó de 3-1 y Eduardo Núñez de 4-0.

Por los Medias Blancas, el dominicano de Aza de 4-2, con una producida. El cubano Ramírez de 4-1, con una impulsada. El puertorriqueño Alex Ríos de 4-1.