Nelson Cruz. (Ben Margot/AP)

ARLINGTON, Texas -- No es sorprendente que los Rangers de Texas estén conectando menos cuadrangulares ahora que Nelson Cruz no está en su alineación.

Pero los líderes de la División Oeste de la Liga Americana de alguna manera están anotando más carreras y tienen marca de 12-3 sin el estelar toletero dominicano.

"Pienso que la razón de ello es que hemos podido jugar más sueltos en las bases", dijo el manager Ron Washington. "Hemos sabido ejecutar las jugadas que se nos presentan".

El veloz jardinero central cubano Leonys Martín pasó a ser el primer bate pocos días antes de que los Rangers perdieran a Cruz por el resto de la temporada regular. Eso colocó a Ian Kinsler como tercer bate, con el venezolano Elvis Andrus entre ellos.

Además, desde entonces, Texas adquirió al jardinero derecho Alex Ríos, procedente de los Medias Blancas de Chicago. El puertorriqueño tiene la capacidad para batear cuadrangulares y robar bases.

"Perder a Nelson obviamente duele, pero nuestra alineación está encendida en este momento", comentó Kinsler. "Tenemos muchos muchachos que están produciendo".

Los Rangers han sido los mejores en las mayores desde el 5 de agosto con un promedio de 6,3 carreras por juego. Ese fue el día que se anunció la suspensión de Cruz, uno de los 13 peloteros castigados por Grandes Ligas después de su investigación en la trama antidopaje de la clínica clínica Biogenesis en Florida.

Aunque han bateado la mitad de cuadrangulares por juego de los que tenían con Cruz, han robado el doble de bases.

"Están utilizando al máximo sus habilidades para poder tener éxito", dijo el manager de los Astros de Houston Bo Porter, cuyo equipo fue barrido en una serie de tres juegos en Texas esta semana. "No tienen puntos débiles en su alineación", añadió.

Andrus (con 34 bases robadas), Ríos (30) y Martín (27) están entre los ocho mejores robadores de bases en la Liga Americana.

Texas (74-53) está 21 juegos sobre el promedio de .500 --su mejor nivel de la temporada-- con una ventaja de dos juegos y medio en el liderato de la división sobre los Atléticos de Oakland. Después de su tercero de seis jueves consecutivos de descanso en su calendario, los Rangers juegan 12 de 15 encuentros como visitantes, iniciando este fin de semana una serie de tres juegos ante los Medias Blancas.

Cuando los Rangers perdieron a Cruz por el resto de la campaña, promediaban 4,6 carreras y 1,2 cuadrangulares por juego. Han disparado ocho jonrones desde entonces con 1,2 bases robadas por encuentro, arriba de 0,65 antes de ello.

Aun si se suprimiesen un par de victorias con abultada anotación, Texas aún tiene casi cinco carreras por juego.

El sábado vapulearon 15-3 a Seattle, el partido de mayor anotación si batear jonrones en las 20 temporadas del Rangers Ballpark. Un inning de cinco carreras ante el as Félix Hernández incluyó una anotación de Jurickson Profar en una jugada de squeeze tras un toque de Martín.

Tampoco es que los Rangers no echan de menos a Cruz, quien tenía 27 jonrones con 76 remolcadas al momento de su suspensión.

"Creo que si Nelson estuviese en la alineación, creó que lo mismo hubiese ocurrido, de veras", dijo Washington. "Hubiese sido así porque él hubiese producido algunas de esas carreras. Pero creo que hemos podido responder a las circunstancias".