Lamce Lynn

SAN LUIS -- Los Cardenales se han hecho famosos por firmar y desarrollar a pitchers jóvenes con mucho en la bola, incluyendo al dominicano Carlos Martínez, Michael Wacha, Trevor Rosenthal, Joe Kelly y Shelby Miller.

Sin embargo, hay un nombre que a veces se pierde en ese grupo: Lance Lynn. El joven de 26 años ya lleva tres temporadas en Grandes Ligas y, como abridor desde el 2012, viene de ganar 18 y 15 juegos en las últimas dos campañas.

Al igual que los otros mencionados, Lynn ha sabido alcanzar las 95 millas por hora en su recta, que combina con un cambio, una curva y, por primera vez este año, un slider.

El domingo el derecho se subirá al montículo por San Luis contra Boston para el Juego 4 de la Serie Mundial en el Busch Stadium.

"Es la Serie Mundial", dijo Lynn al hablar de la importancia de su salida del domingo. "Tienes la oportunidad de abrir en la Serie Mundial contra el mejor equipo de la Liga Americana. Uno se emociona, con algo de nervios"

"Pero venimos haciendo esto todo el año y hay que tomarlo como otra apertura, para estar lo más preparado posible. Una vez haces toda tu rutina previo al partido, todo es seriedad".

Diferente a Martínez, Wacha, Miller y Kelly, Lynn llegó a este mes con amplia experiencia de postemporada, saliendo del bullpen de los Cardenales en el 2011 y en calidad de abridor y relevista hace un año.

"Creo que él es uno de los muchachos que pasa algo desapercibido cuando hablamos de la juventud del cuerpo monticular", dijo el manager de San Luis, Mike Matheny. "Lance es alguien que ganó 18 juegos por nosotros la temporada pasada y que ha tirado bien en postemporada".

El oriundo de Indianápolis ha tirado en 19 juegos de playoffs/Serie Mundial de por vida-curiosamente, cuando se suba al montículo el domingo, se convertirá en el lanzador con más presentaciones de postemporada en la ilustre historia de San Luis con 20, rompiendo la marca de Jason Motte y Jason Isringhausen.

En este octubre, Lynn ha tenido resultados mixtos. Fue apaleado por los Piratas en el Juego 2 de la Serie Divisional aquí, recibiendo cinco carreras limpias en 4.1 innings. Pero el diestro se repuso en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional ante los Dodgers. Luego de no conceder anotaciones en 2.0 innings del Juego 1 y adjudicarse la victoria en calidad de relevista, volvió a derrotar a Los Angeles en el Juego 4. En esa ocasión, como abridor, Lynn permitió dos anotaciones en 5.1 episodios.

Ahora le toca hacer su primera apertura de por vida en un Clásico de Otoño, contra un equipo de Boston con fama de hacer trabajar mucho al lanzador contrario.

"Lo único que importa es tirar strikes de calidad", dijo Lynn, quien perdió 41 libras en el invierno del 2012-13 para poder aguantar mejor los rigores de una temporada completa como abridor. "Todo se reduce a hacer tus pitcheos. Si puedes hacer los pitcheos donde quieres y cambiar de velocidad, debes de estar bien".

Con 12 días entre su última presentación y el domingo, Lynn ha tratado de aprovechar el descanso. Después de tirar más de 200 innings por primera vez en su carrera este año, en el que tuvo marca de 15-10 y efectividad de 3.97 en 33 aperturas, el diestro pretende estar algo renovado con los días libres.

"Estoy bien con eso, sobre todo a esta altura del año", manifestó. "Tirando muchas sesiones del bullpen y desde terreno plano, puedes trabajar en cosas que necesitas para estar listo.

"En la mayoría de los casos, el descanso ayuda. En cuanto al cuerpo, me siento bien afinado".