José Abreu. (Charles Rex Arbogast/AP)

PHOENIX - El nuevo inicialista de los Medias Blancas, el cubano José Abreu, estará en la mira de dos países cuando se reporte en febrero al Camelback Ranch de Arizona, la nueve sede de entrenamientos del club.

El cañonero le estará siguiendo los pasos a grandes figuras cubanas como Minnie Miñoso y Tany Pérez, y también a jugadores del presente como Yasiel Puig de los Dodgers, Yoenis Céspedes y sus compañeros en Chicago, Dayán Viciedo y Alexei Ramírez.

Abreu, Jugador Más Valioso de la Serie Nacional de Cuba, podría ser el próximo gran talento que salga de la isla. Pero lo que sí es seguro es que más de sus compatriotas están en camino a Grandes Ligas. Se espera que más prospectos cubanos se conviertan en agentes libres este invierno y que algunos lleguen a la Gran Carpa en un futuro cercano.

El mercado de talento cubano será uno de los temas que se explorarán en la Reuniones Invernales la próxima semana.

"Por muchos años, los peloteros cubanos han sido talentosos", dijo el gerente general de los Dodgers, Ned Colletti. "Hay 30 equipos, todos necesitados de más jugadores, y el alcance va más allá de las fronteras de Estados Unidos. Hay peloteros de Cuba, la República Dominicana, México, Venezuela, Asia e Italia. Se trata de buscar cuantos jugadores buenos puedas".

Colletti sabe de lo que habla. Los Dodgers ficharon a Puig por siete años y US$42 millones el año pasado y el novato los ayudó a llegar a la postemporada en el 2013. Los Angeles también firmó al intermedista Alexander Guerrero por cuatro años y $28 millones en octubre y se espera que éste aporte en el 2014.

Por su parte, Abreu firmó con Chicago por seis años y $68 millones en octubre.

"Creo que hay varios factores detrás del interés de los clubes en los peloteros cubanos ahora mismo", dijo el gerente general de los Medias Blancas, Rick Hahn. "Primero que nada, los equipos han visto el impacto que dichos jugadores pueden tener en Grandes Ligas en poco tiempo. Se trate de Puig o Céspedes en el último par de temporadas, Alexei y Dayán por nosotros en años recientes o muchachos como (José) Contreras, El Duque (Orlando Hernández) u otros en las últimas décadas, creo que los equipos ven una forma de procurar talento que pude rendirles dividendos en poco tiempo.

"Segundo, algunos jugadores cubanos lucen atractivos porque a estos agentes libres se les puede firmar a más temprana edad que agentes libres domésticos y sin tener que ceder selecciones en el draft amateur. Y por último, para aquellos jugadores que califican, varios no son sujetos a los límites financieros para contrataciones internacionales, lo cual le permite a algunos equipos a aprovechar sus recursos económicos en ámbito amateur".

Entre los peloteros cubanos que han dejado huellas en la Gran Carpa en los últimos años se encuentran el lanzador Aroldis Chapman de los Rojos, el jardinero Leonys Martín de los Rangers, el agente libre Kendrys Morales, Adeiny Hechavarría y José Fernández de los Marlins, Yunel Escobar de los Rays, el jardinero Henry Urrutia de los Orioles y el torpedero José Iglesias de los Tigres.

En total, 17 jugadores cubanos vieron acción en Grandes Ligas en el 201. Se espera que esa cifra aumente en el 2014.

Además de Abreu, este año, el derecho Miguel Alfredo González firmó con los Filis, el diestro adolescente Leandro Linares con los Indios y el prospecto guardabosque Dariel Álvarez con los Orioles. El derecho Dalier Hinojosa firmó un contrato de liga menor con los Medias Rojas en octubre valorado en $4.25 millones.

"Siempre existe un riesgo cuando se firma a un agente libre, pero sí, es más arriesgado cuando se trata de un agente libre internacional", dijo Hahn. "Cuando sólo puedes evaluar a un jugador en competiciones internacionales, demostraciones o videos, los clubes tienen que basar sus tasaciones más en proyecciones que cuando se trata de un jugador en los Estados Unidos.

"Afortunadamente, entre los videos y el desempeño a nivel internacional, nuestros escuchas pueden, en algunos casos, evaluar a un jugador durante varios años y contra diferentes niveles de competencial. Eso hace más sólida la información que usan para basar sus conclusiones. Pero aun así, se trata de una tarea difícil".

La nueva camada de prospectos cubanos incluye al torpedero Erisbel Arruebarruena, de 23 años de edad, el receptor Yenier Bello, de 28 años y el diestro Raciel Iglesias, también de 23 años. Los tres están en camino a convertirse agentes libres. Otros prospectos cubanos que se espera pronto estén disponibles en el mercado de agentes libres son el inicialista Jozzen Cuesta, de 25 años; el receptor Josué Franco, de 25; el derecho Rogelio Armenteros, de 18; y los jardineros Rusney Castillo y Dayron Varona, ambos de 25 años.

El proceso para que un pelotero cubano se convierta en agente libre es un proceso complejo.

Un desertor cubano que quiera entrar en negocios con una empresa estadounidense primero debe establecer residencia en un tercer país, un proceso que puede durar varios meses. Los jugadores cubanos también tienen que solicitar permiso de Grandes Ligas para convertirse en agentes libres y ser "desbloqueados" por el Departamento de Control de Activos Extranjeros de la Oficina del Tesoro antes de que puedan firmar con los clubes. Ese proceso puede tardar varias semanas.

Los jugadores cubanos que tengan al menos 23 años de edad y han jugado en una liga profesional en Cuba durante tres temporadas o más son exentos a las reglas establecidas por el Acuerdo Básico, lo cual los hace agente libres desde el momento que son elegibles para firmar con un equipo de Grandes Ligas.

Aunque el gobierno cubano ha dicho que permitirá que sus peloteros participen en ligas extrajeras, el cambio no hará más fácil que los jugadores de dicho país jueguen en los Estados Unidos debido al embargo contra la isla.

"Si los jugadores que vienen se asemejan a la camada anterior, tendrán mucho éxito en Grandes Ligas", dijo Bryce Dixon, quien representa a Bello. "Considero que si les tratara como a jugadores de otros países, estarían aquí jugando y estarían a la par de los dominicanos en cuanto al talento se refiere. Los equipos se están dado de cuenta que vale invertir (en los peloteros) cubanos y se están lanzando".