BOSTON - El Salón de la Fama de los Medias Rojas de Boston reveló la camada más impresionante de exaltados hasta la fecha, entre los cuales están los legendarios lanzadores Roger Clemens y el dominicano Pedro Martínez y quien ha sido el mejor torpedero en la historia de la franquicia, Nomar Garciaparra.

El narrador de radio Joe Castiglione, quien ha transmitido los juegos de los Medias Rojas desde 1983, también será exaltado.

El club presentará a sus nuevos inmortales en una cena en agosto.

Martínez, uno de los lanzadores más dominantes y carismáticos en la historia del club, ganó el premio Cy Young en años consecutivos en 1999 y el 2000.

Martínez lanzó por Boston de 1998 al 2004, tramo en el cual registró foja de 117-37 y tuvo 72 juegos con 10 ponches o más. En su última apertura por Boston, el quisqueyano ganó el Juego 3 de la Serie Mundial de 2004 en San Luis para ayudar al club a conseguir su primer título en 86 años. Actualmente, Martínez funge como asistente especial del gerente general, Ben Cherington.

Antes de Martínez, el lanzador quien más deleitaba a los fanáticos de los Medias Rojas era Clemens, quien ganó tres de sus siete premios Cy Young durante los 13 años que fue parte de los Patirrojos.

Clemens, producto de la finca de los Medias Rojas, estableció un record de Grandes Ligas con 20 ponches en un juego contra Seattle el 29 de abril de 1986 en el Fenway Park. Tal fue su dominio esa temporada (24-4, EFE de 2.48) que fue nombrado el Jugador Más Valioso en la Liga Americana.

Como miembro de los Medias Rojas, Garciaparra ganó el título de bateo en la L.A. en 1999 y el 2000 con promedios, respectivamente, de .357 y .372. Fue el Novato del Año en el Joven Circuito en 1997 y fue seleccionado al Juego de Estrellas cinco veces con Boston. Su mejor actuación en un juego quizás fue el 10 de mayo de 1999 contra los Marineros, cuando conectó tres jonrones, incluyendo dos grand slams, y produjo 10 carreras.