Bobby Abreu

CLEARWATER, Florida -- El venezolano Bobby Abreu dice que ha vuelto a la acción de Grandes Ligas porque le encanta jugar béisbol y se cree capaz de ayudar a los Filis a ganar.

Filadelfia le dio al guardabosque un contrato de liga menor que le pagaría US$800,000 si el veterano hace el roster del equipo grande. Sus posibilidades de colarse son buenas, ya que los Filis necesitan un bateador zurdo para la banca.

Abreu, quien cumplirá 40 años de edad el próximo mes, jugó por Filadelfia de 1998 al 2006.

"Sé que no soy el mismo jugador que era cuando tenía 25 o 26 años, pero todavía estoy en muy buena forma", dijo Abreu. "Aún puedo batear, robar y correr bien las bases".

Abreu no jugó en la Gran Carpa el año pasado. Por lo tanto, en estos entrenamientos intentará volver a un alto nivel.

Al preguntársele por qué quería volver como un jardinero suplente después de pasar toda su carrera como titular, Abreu dijo: "Quiero seguir jugando. Quiero ser parte de un equipo. También hemos hablado de estar en la banca. Para mí no es un problema. Simplemente sé que todavía puedo jugar. Es divertido tener esta oportunidad".

El toletero tuvo un promedio de .322 en 50 compromisos con los Leones del Caracas durante la temporada regular de la pelota invernal de Venezuela. En la postemporada, bateó para .464 con un OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de 1.764, ocho cuadrangulares y 26 remolcadas en 15 encuentros.

Abreu tiene 2,437 hits, 287 jonrones, 1,349 remolcadas y 399 bases robadas en 17 campañas de Grandes Ligas con los Astros, Filis, Yankees, Angelinos y Dodgers.