José Reyes. (Matt Slocum/AP)

DUNEDIN, Florida -- José Reyes se presentó en el campamento de los Azulejos de Toronto dos días antes de la fecha obligatoria, con una camiseta de Superman, una amplia sonrisa y una actitud optimista sobre la próxima campaña.

El campocorto dominicano, cuatro veces electo para el Juego de Estrellas, pasó buena parte de la jornada del martes en entrenamiento. Se dio tiempo también para bromear con sus compañeros en la casa club.

"Estamos muy emocionados por este año, porque el anterior fue muy difícil para mí y para todo el equipo", dijo Reyes. "Este año me siento al 100% y de vuelta a la normalidad. Estoy ansioso por salir al terreno, hacer lo mejor posible y ayudar a que este club llegue a donde se necesita".

El veloz Reyes se vio limitado a sólo 92 juegos la campaña anterior, debido a una fractura de tobillo. Pese a que el problema se presentó en abril, Reyes relató que siguió molestándolo en junio, cuando salió de la lista de los lesionados.

Con más tiempo de recuperación, Reyes afirma que su tobillo está "mucho mejor". Niega encontrarse preocupado por los efectos que tendrá en su lesión el césped artificial del Rogers Centre.

"Siento que estamos antes de la campaña y que puedo moverme como deseo", dijo Reyes. "El año pasado esto era difícil para mí. Correr las bases, ir de primera a segunda, me molestaba un poco. Ahora no estoy preocupado en absoluto".