El Salón de la Fama exaltó a sus primeros inmortales en 1939.

COOPERSTOWN, Nueva York - Debido a una llovizna y un cielo gris, la celebración del 75 cumpleaños del Salón de la Fama de Béisbol tuvo que realizarse en la galería con las placas, en vez de en las afueras del museo.

Los inmortales de Cooperstown Cal Ripken Jr. y Phil Niekro ayudaron a cortar y comer un pastel de cumpleaños, con un logo que conmemora el 75 cumpleaños del museo. Eso se hizo frente a las placas de los primeros elegidos en 1936 y exaltados de manera oficial en 1939-- Babe Ruth, Ty Cobb, Christy Mathewson, Honus Wagner y Walter Johnson.

Un público de unas 300 personas cantó Happy Birthday, antes de recibir cada una un pedazo del pastel.

"Siempre es bueno verlos", les dijo a los fanáticos Niekro, nudillista ganador de 318 juegos en Grandes Ligas que fue exaltado al Salón en 1997. "Espero que puedan volver muchas veces más".

El Salón en Cooperstown abrió sus puertas el 12 de junio de 1939, para coincidir con el 100 aniversario del "nacimiento" del béisbol en este pueblo remoto del estado de Nueva York. El hecho de que ya se ha determinado que es un mito la historia de que Abner Doubleday inventó el juego en esta localidad no ha murmurado el aura mágica de Cooperstown.

Niekro estuvo presente en sustitución de otro exaltado al Salón, Joe Morgan, quien no pudo asistir debido a una cirugía en una rodilla.

Entre las actividades del fin de semana estará la inauguración de una nueva galería dedicada a Ruth, para conmemorar el 100 aniversario de su debut en Grandes Ligas.

"De muchas maneras sigo siendo un fanático", dijo Ripken Jr., exaltado en el 2007 junto a Tony Gwynn. "Entonces, cuando vengo me siento como fan todavía. Es difícil creer que han sido 75 años. Es un maravilloso cumpleaños para celebrar".