José Altuve. (AP)

El 28 de septiembre de 1930, Hack Wilson de los Cachorros concluyó su gran temporada con un juego de dos hits-actuación que incluyó dos empujadas para superar las 190 en la campaña y subir su promedio a .356.

Los 56 jonrones y 191 impulsadas le valieron al jardinero el liderato de la Liga Nacional en ambas categorías, pero su promedio fue apenas el décimo mejor del circuito en una temporada de mucha, pero mucha ofensiva.

Los números de Wilson ese año son abrumadores, aun cuando se toma en cuenta la gran cantidad de bateo en ambas ligas en sentido general. El guardabosque tuvo un total de 423 bases alcanzadas (la octava mayor cantidad e la historia), slugging de .723 (el 22do mejor de todos los tiempos) y, por supuesto, todos esos cuadrangulares y la cantidad récord de empujadas.

Sin embargo, en el 2014 el mayor significado es del promedio, ya que dicha cifra crea un lazo interesante y divertido con el segunda base venezolano de los Astros, José Altuve.

Así como lo leen.

Aunque Altuve sólo ha conectado cinco vuelacercas y ha empujado apenas 37 carreras (Wilson tuvo más jonrones e impulsadas en el mes de agosto de 1930), lleva promedio de .339. Ningún jugador de Grandes Ligas con su estatura oficial de menos de cinco pies y seis pulgadas ha bateado .330 o más desde que lo hizo Wilson en 1930.

Altuve a la altura del reto
El martes en una victoria de los Astros por 10-4 sobre los Mellizos, Altuve se fue de 5-3 con dos anotadas y dos empujadas. Ahora el venezolano lleva 19 juegos con tres hits o más en esta campaña. Es la mayor cantidad en Grandes Ligas este año y a sólo cuatro del récord de Craig Biggio para una temporada, que fue en 1998. Con dicha actuación vs. Minnesota, Altuve subió su promedio a .339.

--Los últimos cinco intermedistas que han calificado para un título de bateo y han terminado con promedio de .340 o más son los siguientes: El panameño Rod Carew en 1975 (.359), el dominicano Julio César Franco en 1991 (.341), Chuck Knoblauch en 1996 (.341), el dominicano Robinson Canó en el 2006 (.342) y el también quisqueyano Plácido Polanco en el 2007 (.341).

--La estatura oficial de Altuve con los Astros es de cinco pies y seis pulgadas. Ahora el maracayero encabeza la Liga Americana con promedio de .339. Willie Keeler-quien fue líder de la Nacional con .385 en 1898-es el último campeón de bateo con una estatura oficial de 5-6 o menos, con 5-4.