El abridor Kenny Rogers continúo con su gran postemporada al lanzar ocho entradas en blanco para llevar a los Tigres a la victoria por 3-1 frente a los Cardenales en el segundo partido del a Serie Mundial.

La victoria permitió a los Tigres igualar a 1-1 la serie que se disputa al mejor de siete partidos. La serie ahora se traslada al Busch Stadium de San Luis para los próximos tres partidos.

Rogers, quien entró al partido con una racha de 16 entradas consecutivas sin permitir carreras, limitó a la ofensiva de los Cardenales a sólo dos hits en las ocho entradas en blanco que lanzó para apuntarse la victoria.

El veterano zurdo permitió un sencillo a Scott Rolen en la primera entrada y no volvió a ceder un hit hasta la octava cuando el boricua Yadier Molina ligó un sencillo para abrir el capítulo. Esa amenaza fue apagada cuando David Eckstein pegó para una jugada de doble matanza.

Rogers ahora tiene una racha de 23 entradas consecutivas sin permitir carreras, la tercera mejor racha en la historia de la postemporada.

El cerrador Todd Jones entró en la novena entrada permitió la única carrera de los Cardenales cuando Jim Edmonds pegó un doble impulsador. Los Cardenales lograron llenar las bases con dos outs en la novena, pero Jones retiró a Yadier Molina para sacar el último out del partido.

La ofensiva de los Tigres se hizo sentir desde la primera entrada cuando el jardinero Craig Monroe disparó un cuadrangular solitario. Fue el segundo jonrón de la Serie Mundial para Monroe, quien conectó un vuelacercas en la novena entrada del primer partido.

El venezolano Carlos Guillén continúo su bateo caliente con un doble impulsador para remolcar la segunda carrera de la entrada. Guillén se enbasó cuatro veces con un doble, sencillo, triple y una base por bolas y tiene un promedio de .714 después de dos partidos de la serie.

La tercera carrera la marcaron los Tigres en la quinta entrada cuando Sean Casey ligó un sencillo que anotó a Guillén.

En el tercer partido el martes, los Tigres enviarán a la lomita a Nate Robertson ante Chris Carpenter de los Cardenales.