El abridor Chris Carpenter lanzó ocho entradas en blanco en tres hits para darle a los Cardenales la victoria por 5-0 frente a los Tigres en el tercer partido de la Serie Mundial.

La victoria le dio a los Cardenales una ventaja de 2-1 en la Serie Mundial, que se disputa al mejor de siete partidos y continuará mañana miércoles con el duelo entre Jeff Suppan de los Cardenales y Jeremy Bonderman de los Tigres.

Carpenter y el abridor de los Tigres, Nate Robertson protagonizaron un duelo monticular durante las primeras tres entradas del partido al dejar a ambas ofensivas sin carreras. Sin embargo, los Cardenales despertaron en la cuarta entrada cuando Jim Edmonds pegó un doble por la línea de primera base con las bases llenas que anotó a Preston Wilson y Albert Pujols.

Los Cardenales anotaron otras dos carreras en la séptima entrada cuando dos carreras cruzaron el plato tras un error defensivo del relevista Joel Zumaya. Con corredores en primera y segunda base, Pujols pegó un batazo a Zumaya, quien en vez de buscar la doble matanza por la segunda base, tiró desviado a la tercera dejando a los corredores dar la vuelta a las bases.

Las cuatro carreras fueron más que suficiente para Carpenter, quien a pesar de resentirse de una lesión en la mano, paró en seco a la ofensiva de los Tigres.

La combinación de Curtis Granderson, Placido Polanco y Iván Rodríguez se han ido en blanco en los 33 turnos al bate durante la Serie Mundial.